La logística mantiene el tipo impulsada por la alimentación y los productos sanitarios

/ / Empresas

El transporte de mercancías por camión «conserva sus flujos», dicen los expertos. Pero las compañías que viven de la automoción están «paradas para tiempo»

La actividad logística y de transporte en el territorio, que en los últimos años se estaba convirtiendo en su sector pujante en la economía por la estratégica ubicación de Álava en el norte de la Península, trata de sobrevivir a las consecuencias del estado de alarma y la crisis del coronavirus. Y aunque los desplazamientos se están reduciendo, hay sectores ahora mismo claves como la alimentación o la sanidad que demandan atención. «Y gracias a ellos se puede mantener un cierto nivel de actividad porque el comercio, el textil o la automoción están parados», explica Diego García, de la división de logística de DHL.

Su compañía, líder mundial en este negocio, cuenta ya con planes de contingencia en casos de pandemia como la provocada por el Covid-19 «y está situación está siendo un auténtico stress test como el que vivió la banca. Pero creo que estamos dando una respuesta positiva a los clientes». En Álava esa actividad se desarrolla «con toda la normalidad que puede haber estos días, tratando de garantizar la cadena de suministro», apunta.

El bloque logístico de Mercadona en Júndiz se encuentra estas semanas a pleno rendimiento para distribuir los productos a las tiendas de Euskadi, Navarra, La Rioja, Cantabria y Burgos. «Tenemos operadores de transportes propios que incluso recogen la mercancía donde se elabora y luego desde Vitoria se lleva a los supermercados. El abastecimiento está garantizado», aseguran portavoces oficiales.

El transporte de mercancías por camión «está manteniendo sus flujos», dicen los expertos, y en la plataforma logística de Arasur «conservamos un nivel de ocupación y actividad similar», señala su máximo responsable, Peio Ruiz. Eso sí, entre las empresas se respira «una gran incertidumbre» porque ahora está habiendo «todavía demandas de productos, pero no sabemos cómo se van a comportar los clientes y proveedores a corto plazo».

La privilegiada situación de Álava dentro del corredor de la autovía A-1 Madrid-Irún -la salida natural a Francia y de ahí al corazón de Europa- ha sido en los últimos años un escaparate para las compañías logísticas «pero ahora los planes de expansión se pueden ver frenados». Ruiz considera que «si un eslabón de la cadena falla, el resto de agentes se ven afectados». Y si la producción cae, el transporte también lo sufrirá.

Decoexsa, una firma fundamental en el engranaje de Foronda, mantiene su principal línea de trabajo, el transporte de fruta procedente de Marruecos. «Llega a nuestras instalaciones del aeropuerto y en camión las llevamos a Europa. Eso sigue activo pero por ejemplo una operativa aérea para pescado se ha anulado», señala Txema Navajas, director de la compañía que emplea en Vitoria a una quincena de trabajadores.

De 100 camiones, solo 20

Y un problema añadido, a su juicio, es que «las aerolíneas están triplicando los precios» de los alimentos que han de ser transportados «con lo que el consumo el producto local será más necesario, mientras haya para todos por supuesto».

Con las plantas fabricantes de vehículos sin actividad, las compañías de transporte que viven de este sector están sufriendo «lo indecible», asegura un empresario con una flota de 100 camiones en Álava. «80 los tengo parados», dice con lamento. La factoría PSA (Citroën) de Vigo ha planteado un ERTE para sus 7.400 trabajadores «y para nosotros es un cliente clave». En cambio, este profesional está encontrando «dificultades para aplicar un expediente de regulación temporal de empleo por fuerza mayor porque no es fácil demostrar» las pérdidas o la caída del mercado. «Sí en el caso de PSA, pero en otros clientes no», añade.

Por ello, busca nuevos nichos de mercado y tiene al personal trabajando en el mantenimiento y la puesta a punto de vehículos. Los camioneros que salen de viaje también se encuentran con problemas para descansar, comer e incluso hacer sus necesidades. «Muchas áreas de servicio están cerradas», dicen. Y el miedo al contagio por coronavirus cuando estás horas y horas fuera de casa «es mayor».

ÚLTIMAS NOTICIAS


Plataforma Logística Arasur, Avda. Álava, s/n 01213 Ribabellosa (Álava)
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad

SUBIR